Juan Martín López Bruno cumplió el deseo de todo futbolero: Debutó en la primera de un club. No sólo eso, sino que, además, convirtió un gol. Para darle un giro más épico, si se quiere, el tanto sirvió para darle el triunfo al Rayo Rojo y sacarlo del fondo de la tabla. Diario Plus conversó con el juvenil que hoy vive el momento más feliz en el comienzo de su carrera. 

Foto: Cedida por el jugador

Cuántas veces uno soñó en llegar a un equipo de fútbol. Juan López Bruno cumplió ése sueño el pasado miércoles, cuando Marcelo Laguilhon lo mandó a la cancha a los 88 minutos, en el encuentro frente a Lugano, cuando el partido iba 0 a 0. Aunque el jugador confiesa que no se acuerda bien lo que le pidió el técnico de Muñiz, ya que “pensaba más en que iba a cumplir el sueño”.

López Bruno nació el 21 de febrero de 1997, hizo las inferiores en el Club Comunicaciones, hasta la quinta división. Vive en Parque Chas, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y cuenta que llegó en febrero del año pasado a Muñiz. Al momento de preguntarle en qué pensó cuando vio que la pelota chocaba contra la red, respondió: “Me quedé mirando solamente, no podía creerlo. Y cuando quedé abajo de la montaña de jugadores, soló pensé en disfrutarlo”.

Foto: Festejo luego del Triunfo. Cedida por el jugador

El joven jugador cuenta que anhela conseguir el ascenso con Muñiz y en segundo medida ser el goleador del equipo. Por otro lado, en esto de los sueños, comentó que se imagina “ganando la Copa Libertadores con Boca Juniors” y que sus ídolos son Tévez y Riquelme, “los dos por igual”, aclara. Que mejor momento para soñar, que el actual, donde de a poco empieza a cumplir todo lo que se imaginó desde chico.

Comentar

comentarios

No hay comentarios